es
The concept is based on separating showers and change rooms rather than separating the entire crew during cleanup after an intervention.The Attunda fire station in the Greater Stockholm region was one of the first in Sweden to embrace the new Social Building Code 18. Photo by KIRTJ.se.
27 Apr 2021

El nuevo concepto sueco de "sala de recuperación" neutra en cuanto al género, con duchas separadas, permite a los bomberos de ambos sexos reunirse tras las llamadas.

es

The concept is based on separating showers and change rooms rather than separating the entire crew during cleanup after an intervention.The Attunda fire station in the Greater Stockholm region was one of the first in Sweden to embrace the new Social Building Code 18. Photo by KIRTJ.se
The concept is based on separating showers and change rooms rather than separating the entire crew during cleanup after an intervention.The Attunda fire station in the Greater Stockholm region was one of the first in Sweden to embrace the new Social Building Code 18. Cover photo (above) by KIRTJ.se. Illustration by Social Byggnorm 18.

¿Comunidad para todos?

Un grupo de arquitectos suecos, en colaboración con la Red Sueca de Mujeres en los Servicios de Bomberos, ha creado un nuevo concepto para asearse y cambiarse después de las intervenciones. El nuevo concepto permite la intimidad individual sin necesidad de separar a los equipos mientras se duchan y se relajan después de las llamadas.

Texto editado por Björn Ulfsson / CTIF NEWS, basado en el documento sueco Social Byggnorm 18, y en entrevistas con la Sra. Hjortsberg y la Sra. Albertsson.
Ilustraciones de Social Byggnorm 18 (salvo indicación contraria)

El concepto "Social Byggnorm18" se ha convertido ahora en un código de construcción real que debe tenerse en cuenta cada vez que se construya o renueve un nuevo parque de bomberos en Suecia.

"Este concepto permite que todo el mundo participe en el importante vínculo social y en la reunión informal que a menudo tiene lugar después de la intervención, mientras se cambian y se duchan", dice Mona Hjortzberg, una defensora de las bomberas que ha trabajado para mejorar las condiciones de las mujeres bomberas durante la mayor parte de sus 20 años de carrera en el servicio de bomberos.

"Si bien estas "conversaciones posteriores a la intervención" informales son importantes y a menudo contribuyen a crear un sentimiento de comunidad, las "conversaciones de vestuario" también pueden contribuir a crear un sentimiento de exclusión si las condiciones para participar en ellas son desiguales", afirma Mia Albertsson, bombera con formación en arquitectura e implicada en el proyecto desde 2017.

CTIF News Banner

This graphic shows the basic idea of a traditional change room / shower set up at a fire station. The separated concept may work for the guys - but is  perhaps less well for the only female firefighter on the shift who is left out on the after-call informal de-briefings.
This graphic shows the basic idea of a traditional change room / shower set up at a fire station. The separated concept may work for the guys - but is  perhaps less well for the only female firefighter on the shift who is left out on the after-call informal de-briefings.

En la actualidad, la mayoría de los parques de bomberos cuentan con vestuarios separados para mujeres y hombres. Sin embargo, la división de los vestuarios por sexos se basa en la idea de que se espera que todo el mundo se sienta seguro y cómodo mientras se cambia y se ducha junto a otros de su mismo sexo biológico. Esto no siempre es asíy las razones varían.

Otro problema de los vestuarios divididos es que el número de mujeres que trabajan como bomberas sigue siendo comparativamente pequeño, y este desequilibrio se hace aún más evidente en los vestuarios.

Se pasa mucho tiempo en este tipo de espacio, no sólo duchándose y cambiándose. El vestuario es también un lugar para "aterrizar" después de las intervenciones y el entrenamiento, es una sala para el compañerismo y la conversación. Las conversaciones pueden versar sobre cualquier tema, desde la planificación de las tareas del día o las comidas, hasta las reflexiones sobre la convocatoria y el intercambio de lecciones aprendidas.

Mona Hjortsberg. Photo by KIRTJ.se
Mona Hjortsberg. Photo by KIRTJ.se

"Este trabajo empezó hace ya 17 años. Yo ya participé desde el principio en este proceso, que giraba en torno a cómo mejorar el entorno de trabajo en el parque de bomberos y convertirlo en un código oficial de construcción social", dice Mona Hjortsberg, presidenta de la Red Sueca de Mujeres en los Servicios de Extinción de Incendios y Salvamento (KIRTJ.se) y también copresidenta de la Comisión de Mujeres en los Servicios de Extinción de Incendios y Salvamento del CTIF.

Mona Hjortsberg es bombera con 30 años de servicio, defensora de las mujeres bomberas y últimamente también representante sindical. Ha dedicado más de dos décadas de su carrera profesional a buscar formas de mejorar diversos problemas que afectan a las mujeres bomberas. Uno de sus proyectos más importantes ha sido la creación de un sujetador deportivo resistente al calor que pueda usarse bajo el equipo de protección (tanto para mujeres como para hombres). Su red también ha trabajado en métodos y herramientas para facilitar la apertura de puertas sin tener que depender únicamente de la fuerza muscular.

"Mientras trabajábamos en este tema también empezamos a debatir cómo podríamos mejorar la inclusión de las mujeres bomberas en el parque de bomberos. Muchas de las mujeres se sentían desconectadas al volver de una llamada, sabiendo que las conversaciones, el intercambio y la unión entre los bomberos varones continuaban en sus vestuarios, mientras que las mujeres -a veces tal vez sólo una por turno- tenían que ducharse y cambiarse solas, en un espacio separado", dice Mona Hjorzberg.

"Es importante subrayar que no se trata en absoluto de reducir la intimidad. Se trata más bien de utilizar la arquitectura para proporcionar una privacidad total y, al mismo tiempo, permitir que las conversaciones en el vestuario continúen, para todos".

With visual privacy blocks which let audio through, the important conversations and bonding time after a call can continue also in the shower and while changing. Photo by KIRTJ.se
Lockers for personal and professional gear don´t necessarily need to be separated between genders. Only showers and change rooms actually need to be private. By providing visual privacy blocks which let audio fully through, the important conversations and bonding time after a call can continue - for both male and female firefighters  - also in the shower and while changing. Photo by KIRTJ.se

Mia Albertsson. Photo by Daniel Wirgård
Architect-turned-firefighter Mia Albertsson has been a liason between the project group and the fire services with the task of evaluating the completed change room projects since 2017. Photo by Daniel Wirgård.

Que sigan las conversaciones

Para Mia Albertsson, bombera con formación en arquitectura, este proyecto no consiste en crear una carga económica para los empleadores, sino en enseñar a las organizaciones de bomberos cómo pueden crear mejoras sociales sin necesidad de costosas remodelaciones o grandes reformas:

"De hecho, sólo pedimos que se tenga en cuenta este concepto cuando ya hay una renovación o remodelación en el presupuesto. En muchos casos, los empresarios se alegran bastante al comprobar que estos cambios no sólo son rentables, sino que además el concepto ahorra cierto espacio en la estación, que puede utilizarse para otras cosas", afirma Albertsson.

Desde que Mia Albertsson se unió a la Red en 2017, ha ayudado a evaluar cómo ha funcionado el nuevo concepto de "salas de recuperación" parcialmente neutralizadas en cuanto al género en las estaciones de toda Suecia que ya han adoptado el concepto.

"Aquellas estaciones que han hecho el cambio son hasta ahora generalmente positivas. El problema que encontramos a veces es "vender" la idea a personas que nunca antes habían oído hablar de ella. Es muy importante que entiendan que no se trata de hacer que hombres y mujeres se duchen juntos, ni de quitarles su intimidad. Se trata de introducir pequeños cambios arquitectónicos rentables en el entorno de trabajo que permitan mantener esas importantes conversaciones después de las llamadas, también en los vestuarios", explica Mia Albertsson a CTIF News.

A shared, gender neutralized change room allows for necessary privacy while still allowing for conversations to continue with dividers and visual blocks allowing audio to pass through
A Change Room Passage allows for privacy and calm, but doesn´t necessarily encourage conversations - so with this solution, a "landing room" might be necessary to add in order to keep the social bonding time after calls.  

¿Unión o aislamiento?

Para crear un espacio que contribuya a la igualdad de condiciones para la comunidad y la recuperación, se proponen dos líneas de pensamiento sobre cómo pueden diseñarse los vestuarios en los parques de bomberos:

Sala de recuperación

o

Vestuario Pasillo

Sala de recuperación
El propósito de una sala de recuperación es aprovechar la interacción social que ya tiene lugar en muchos vestuarios hoy en día. Permitir que todo el mundo participe en la comunidad y la conversación que tiene lugar en esta sala contribuye al diseño de una sala de recuperación para la inclusión.

Paso de vestuarios
En un pasillo de vestuario, la ducha y el vestuario se consideran funciones puramente prácticas.
puramente prácticas. La interacción social que tiene lugar en los vestuarios actuales no tiene cabida aquí, sino que se traslada a otras zonas del parque de bomberos. Un pasillo de vestuarios contribuye a la intimidad y la tranquilidad.

Common space vs personal privacy
The concept offers the possibility for privacy for those staff members who for whatever reason may not be comfortable undressing in front of anyone, including members of their own gender. Another side benefit can be that it becomes easier to control "subcultures" and bullying tendencies in the station if one gender is never allowed to be carry in conversations in private without the other gender present. 

Ejemplo 1: Salas de recuperación frente a vestuarios separados

La idea de una sala de recuperación es crear una sensación de apertura e inclusión que contribuya a la comunidad para todos. Tras la formación y las labores de rescate, esta sala se convierte en un lugar para "aterrizar", un espacio de unión y conversación en el que todos tienen la oportunidad de participar. Esto es de gran importancia para el intercambio de experiencias y la transferencia de conocimientos.

Gender neutral change room, blue print
Blueprint of a design idea for a wash up / recovery room area. Employees enter through the Relax Room in the bottom right hand corner, to the left is the shared sauna. In the middle, a shared  area surrounded by private stalls for change rooms / showers and WCs. Architect: Tengbom (www.tengbom.se) 

En lugar de tener salas completamente separadas para hombres y mujeres, la idea es mantener la mayor parte del espacio compartido, pero sólo proporcionando privacidad para cambiarse y ducharse. Esta idea permite ahorrar espacio, ya que en las estaciones suecas que han introducido el concepto se ha demostrado que el empresario puede aportar más valor con menos espacio físico real.

Cada turno de trabajo comienza en la sala de recuperación. Aquí, cada persona tiene su propia taquilla con amplio espacio para estanterías y almacenamiento de ropa privada, artículos de papelería, ropa de ejercicio, toalla y artículos de higiene. También hay una ducha para ducharse y cambiarse antes y después del trabajo y las sesiones de entrenamiento.

La apertura como principio

Hay muchas formas de diseñar una sala de recuperación. Una forma puede ser crear zonas de vestuario y ducha tradicionalmente divididas y conectadas entre sí. Mediante la selección de materiales y soluciones abiertas en la arquitectura, se pueden posibilitar conversaciones entre los distintos espacios.

Otra alternativa puede ser que la sala de recuperación conste de espacios de ducha individuales que sigan permitiendo la interacción comunitaria y social durante el vestido y la ducha. Con ello se pretende huir de la división en sólo dos sexos, sobre todo porque quizá no todo el mundo quiera ducharse con sus compañeros, independientemente de su sexo.

Retos del concepto de sala de recuperación:

Una sala de recuperación debe permitir la recuperación comunitaria, así como mental y física. Es probable que esto dé lugar a conversaciones espontáneas e informales que contribuyan a la transferencia de experiencias y conocimientos.

¿Cómo se puede garantizar que éstas no sustituyan a las conversaciones y actividades formales organizadas por la dirección? La sensación de seguridad dentro del grupo puede afectar a la experiencia de una arquitectura abierta y a las condiciones de recuperación.

Por lo tanto, es importante asegurarse de que todo el mundo tenga un sentimiento de pertenencia y contribuya a definir e influir en la cultura social que se desarrolla en la sala de recuperación.

Si la sala de recuperación incluye una sauna, es importante que no se desvíe del principio de apertura y comunidad. Esto significa que si la sauna está separada por sexos, hay que posibilitar las conversaciones entre los distintos espacios.

Por último, debes acordar una vestimenta y un código de conducta en las zonas comunes de la sala de recuperación (también se aplica a las saunas).

Limitar la desnudez puede ser importante para crear un entorno de trabajo seguro.

Changing Room Passage

Changing Room PassageEjemplo 2: Pasillos de vestuarios

La idea de un pasillo de vestuario es separar el cambio y la interacción social. Por lo tanto, esta dirección se centra en la función principal del vestuario, es decir, ducharse y cambiarse. Será una habitación temporal y privada para el tiempo libre justo antes o después de una actividad.

El pasillo del vestuario ofrece al empleado la oportunidad de tener intimidad, lo cual es de agradecer en una profesión en la que muchas tareas se realizan en grupo.

Cada habitación del vestuario está adaptada a las necesidades individuales, la ducha y el vestuario se realizan de forma totalmente individualizada al principio y al final de cada sesión de trabajo, así como antes y después del entrenamiento.

Como el personal trabaja en turnos diferentes, varias personas pueden compartir un vestuario sin tener que utilizarlo al mismo tiempo. En los vestuarios individuales o en conexión directa con ellos hay taquillas personales con amplio espacio para guardar ropa privada, ropa de estación, ropa de entrenamiento, toallas y artículos de higiene.

Desafíos con el concepto de pasillo de vestuarios:

Un pasillo de vestuarios elimina la oportunidad de conversación y socialización
comunitaria que ofrecen la mayoría de
los vestuarios actuales. Por lo tanto, debe haber otros espacios de reunión en el parque de bomberos.

¿Cómo pueden seguir ofreciéndose salas para promover conversaciones, tanto colectivas como confidenciales, si se adopta este concepto?

Es importante tener en cuenta que pueden surgir situaciones relacionadas con el paso por los vestuarios si hay cambios en los turnos durante, por ejemplo, una enfermedad o las vacaciones. Esto puede ocurrir sobre todo si las taquillas de almacenamiento personal están situadas dentro de las duchas y los vestuarios.

En conclusión, es importante que el principio de intimidad y tranquilidad de los vestuarios impregne todas las partes del pasillo. Esto significa que si el pasaje de vestuarios cuenta con una sauna, ésta también debe basarse en este principio. La sauna se convierte así en una actividad individual.

Un ejemplo de proyecto de remodelación
En una de las estaciones del Gran Estocolmo, en la región del servicio de bomberos de Södertörn, se llevó a cabo en 2018 una remodelación menor de acuerdo con los principios que se aplican a una sala de recuperación. Mediante una pequeña remodelación, los vestuarios separados por sexos se sustituyeron por un tabique con una abertura hacia el techo para crear la posibilidad de mantener conversaciones entre las dos salas. La sauna se hizo accesible a todos al mismo tiempo al permitir el acceso desde ambas salas. En relación con este cambio, se introdujo una nueva norma para que todo el mundo se cubriera siempre con una toalla en la sauna. En una reunión de seguimiento celebrada algún tiempo después de la renovación, varios de los empleados afirmaron que ésta había propiciado una mayor inclusión y un mejor sentido de la participación.

CTIF News Banner

El grupo del proyecto social Byggnorm 18:

Emma Börjesson , directora del proyecto, Universidad de Halmstad

Karin Ehrnberger, licenciada en diseño, Kungliga Tekniska Högskolan

Anna Isaksson, fil dr sociologi, Universidad de Halmstad

Maja Gunn , licenciada en Diseño, Universidad de Gotemburgo

Camilla Andersson, arquitecta, Universidad Aalto

Hanna Börjesson, arquitecta SAR/MSA, Carlstedt Arkitekter AB

Anette Eriksson , arquitecta SAR/MSA, Carlstedt Arkitekter AB

Carl Liljeblad, arquitecto MSA, Carlstedt Arkitekter AB

Anders Edstam, vicejefe de bomberos, Södertörns brandförsvarsförbund

Ann-Sofi Öhman, especialista en RRHH, Södertörns brandförsvarsförbund

www.socialbyggnorm.se