Three New York City firefighters in front of a burning building following the September 11th terrorist attack. Photo by: Wikipedia
21 Mar 2018

Los bomberos corren hasta el triple de riesgo de padecer cáncer

Foto: (Arriba) Tres bomberos de Nueva York frente a un edificio en llamas tras el atentado terrorista del 11 de septiembre. Foto: Wikipedia

El riesgo de que los bomberos desarrollen cáncer puede ser mucho mayor de lo que se pensaba, según una nueva investigación británica, que sugiere que el riesgo puede ser hasta el triple para los bomberos en comparación con la población general.

LEER MÁS: Un nuevo e innovador estudio demuestra que los bomberos absorben toxinas a través de su EPI y su equipo de búnker

Es la acumulación tóxica de sustancias químicas incrustadas en la ropa, junto con los gases inhalados que se filtran a través de los equipos de respiración y otras protecciones respiratorias, lo que los investigadores temen ahora que se esté convirtiendo en una epidemia entre los bomberos.

Anna Stec is Associate Professor in Fire Chemistry and Toxicology at the University of Central Lancashire. Her research interests include the assessment of toxic and irritant hazards in fires, and the factors affecting fire gas toxicity. She has over 65 papers cited in Scopus.
Anna Stec is Associate Professor in Fire Chemistry and Toxicology at the University of Central Lancashire. Her research interests include the assessment of toxic and irritant hazards in fires, and the factors affecting fire gas toxicity. She has over 65 papers cited in Scopus.

El índice de muertes por cáncer entre los bomberos menores de 75 años es "hasta tres veces superior al de la población general", según Anna Stec, catedrática de Toxicología del Fuego de la Universidad de Central Lancashire (Inglaterra).

En la población general, que no es bombero, entre el 25% y el 30% de las personas desarrolla un cáncer antes de esa edad, y la mitad muere en un plazo de 10 años.

El cáncer de piel es uno de los de mayor riesgo, vinculado a las toxinas que contaminan el equipo de intervención. También son frecuentes los cánceres de boca y garganta por inhalación de esas sustancias químicas, según el profesor Stec.

Esas sustancias químicas, denominadas hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), penetran en las células y pueden causar mutaciones mortales en el ADN.

"La incidencia del cáncer es mucho mayor entre los bomberos que entre la población general", afirma el profesor Stec. "Los bomberos están expuestos a toxinas tanto en el incendio como después, porque el hollín que queda en su ropa se absorbe a través de la piel o se inhala".

El profesor Stec realizó dos series de investigaciones.

En uno de ellos estudió a 140 bomberos y recogió 650 muestras de la piel, la ropa y los coches de bomberos, así como de las superficies de sus oficinas.

Su artículo, publicado en Scientific Reports (descargable como documento PDF al final de este artículo): "En casi todos los casos se identificaron cantidades elevadas o muy elevadas de HAP cancerígenos".

Figure 1. PAHs concentration in skin wipe samples, pre-and post-exposure, of four firefighters attending the training.
Figure 1. PAHs concentration in skin wipe samples, pre-and post-exposure, of four firefighters attending live fire training. 

En un segundo estudio de los certificados de defunción británicos, los resultados preliminares sugieren que los bomberos sufren tasas elevadas de cáncer de piel, boca, garganta, hígado y riñones. Este estudio muestra resultados similares a otros publicados en otras partes de Europa y en Norteamérica.

Tradicionalmente, muchos bomberos tienen la actitud de que sólo necesitan protegerse del humo durante el incendio, y suelen quitarse las máscaras una vez apagado el fuego.

Sin embargo, nuevas investigaciones demuestran que el hollín que queda tras un incendio, especialmente en un edificio moderno con materiales de construcción sintéticos, contiene miles de sustancias químicas tóxicas que pueden penetrar en el organismo tanto a través de la piel expuesta como a través de los pulmones.

Como mínimo, es imprescindible llevar una mascarilla con filtro al entrar en un edificio o vehículo que haya ardido, aunque no haya humo ni emisiones de gases.

The highrise fire at Greenfel Tower in 2017 contained large amounts of toxins which exposed unprotected firefighters during the aftermaths of the fire. Photo: Wikipedia
The highrise fire at Greenfel Tower in 2017 contained large amounts of toxins which exposed unprotected firefighters during the aftermaths of the fire. Photo: Wikipedia

En el incendio de la Torre Greenfell en Londres en 2017 , los expertos describieron su conmoción al ver a tantos bomberos entrar en el edificio humeante, durante las secuelas del incendio, sin aparatos de respiración, lo que les expuso a toxinas.

En un artículo publicado en el Sunday Times australiano el 25 de febrero de 2018, se preguntaba a Sean Starbuck, antiguo bombero y actual responsable nacional del Sindicato Británico de Bomberos: "La cantidad de partículas cancerígenas encontradas en los bomberos es escandalosa".

Elizabeth Fallon, de 49 años, es una de las muchas personas que han perdido a un compañero bombero a causa del cáncer. Su marido, James, sirvió en Renfrewshire durante 30 años antes de morir de un raro cáncer de cabeza en 2016.

LaSra. Fallon, ex operadora de control de incendios y ahora oficial de policía, dijo: "El número de bomberos que contraen cáncer es demasiado alto para ser casualidad".

Las normas de descontaminación son sencillas, pero sin embargo no siempre son fáciles de seguir en caliente. Sin embargo, cada vez es más evidente que es imprescindible hacerlo para mantenerse sano:

- Utilice siempre al menos una mascarilla con filtro cuando entre en una zona en la que se haya producido un incendio.

- Utiliza siempre guantes, nunca dejes pieles al descubierto.

- Consigue que un compañero te riegue con agua antes de quitarte el equipo

- Pide ayuda para quitarte los guantes, y ponte guantes quirúrgicos antes de manipular cualquiera de tus equipos de intervención

- Lava todo el equipo después de cada operación que implique fuego, o después de un incendio. Pon todos los tejidos en una bolsa de basura antes de enviarlos a lavar, para evitar la propagación de contaminantes en el camión de bomberos o en la estación.

- Limpia la máscara, los tubos y el casco con un cepillo en agua jabonosa.

- Termine siempre con una ducha para lavar la piel de cualquier partícula restante. Utiliza agua fría al principio, para que los derrames de tu piel permanezcan cerrados.

CTIF NEWS

Publicado por Bjorn Ulfsson / CTIF NEWS